jueves, 23 de diciembre de 2010

La importancia del tanque en la II Guerra Mundial.

La importancia del tanque en la II guerra mundial”

Durante el transcurso de la I guerra mundial, los carros de combate fueron empleados por vez primera en el campo de batalla del frente occidental,  en el que dieron unos resultados por lo general poco satisfactorios. Ello supuso que la mayor parte de los generales franceses terminaran infravalorándolo, menospreciando su utilidad y considerando que debían cumplir un papel más bien secundario y siempre subordinado al servicio del infante, de la infantería en sí. No obstante, cabe mencionar que hubo alguna que otra excepción, en especial por parte del general francés De Gaulle, que sí observaba en estos vehículos acorazados la gran importancia que verdaderamente se merecían y que en la posteridad, durante la siguiente gran guerra y como si de un augurio se tratase, quedaría corroborado su papel fundamental y determinante en el campo de batalla, siendo elemento primordial para la aplicación de la denominada blitzkrieg durante la II guerra mundial.

Los alemanes por el contrario actuaron de manera muy diferente. El Reichswehr, el ejército alemán que aún se encontraba subordinado y limitado por las condiciones impuestas por el tratado de Versalles, si había mostrado un gran interés sobre estos vehículos acorazados, en el que terminarían manteniendo una visión muy lúcida en lo que respecta a la utilización de los mismos, dándole un empleo mucho más funcional bajo un modo nuevo y más eficaz de hacer la guerra. El principal artífice que visionó el papel del tanque fue el brillante y célebre general alemán Heinz Guderian, cuya mítica obra “Achtung-Panzer” escrita en 1936, representa un importante documento de primera mano para poder comprender las teorías planteadas por este general, así como la visión que de por sí se tenía por este entonces en lo que concierne al empleo de los tanques como fuerza móvil en el campo de batalla. El beneplácito de Hitler en cuanto a la producción y utilización de los tanques, posibilitó poner en práctica todas las teorías que se habían ido gestando tras la primera guerra mundial por parte de los germanos y que terminarían superando los principios de la defensa estática que tanto defendían la mayoría de los teóricos militares del periodo de entreguerras.





En la actualidad, podemos considerar sin ningún tipo de ambivalencia, que lo que verdaderamente explica el éxito de los alemanes en cuanto a la utilización del tanque como elemento primordial de la blitzkrieg, reside en el modo de entender la guerra, basándose en la movilidad rápida y no decayendo en el estatismo y lentitud característica de la lenta y penosa marcha de la infantería. La blitzkrieg, fundamentada en dicha movilidad, fue una forma innovadora de hacer la guerra, en el que la infantería, protegida por las filas de tanques lograrían un rápido avance gracias también a la intervención de la aviación que abriría paso al ejército de tierra. La idea de que el tanque es un elemento primordial en el campo de batalla ha quedado más que corroborado por el relevante papel que éste sigue cumpliendo a día de hoy,  pues sigue siendo un elemento indispensable a pesar del acelerado avance de las nuevas tecnologías.



1 comentario:

  1. Por algo Leonardo Da Vinci ya los estaba diseñando en el s. XVI. Otra cosa es que en su tiempo no se contase con otros avances que sí lo hicieron posible en el s. XX.
    Los que infravaloraron el tanque sufrieron las consecuencias muy poco después. Por ejemplo, nunca olvidaré las patéticas pruebas de los italianos, de las que tengo por ahí un vídeo, que trataban de complacer a Mussolini en su afán por no verse rebasado por la evidente superioridad técnica germana.
    Los españoles, que desde los Tercios apenas hemos innovado demasiado (pobre Peral) ya entendíamos que desarrollar un tanque era como ir hoy a Marte a tomarnos un té.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar